Facultad de Ciencias VETERINARIAS

Institucional

Misión  
 
Misión:
Promover relaciones de índole institucional con organismos gubernamentales de jurisdicción municipal, provincial y nacional, con organizaciones de la sociedad civil, con organizaciones privadas y con organismos e instituciones internacionales con el fin de brindar soluciones a las demandas del medio.

Función:
Desarrollar políticas activas a través de programas y proyectos propios y cooperativos, que conduzcan a la vinculación de la Facultad de Ciencias Veterinarias y su efectiva inserción en el entorno provincial, regional y nacional.
 
Autoridades 
 
 

 
 
Consejo Directivo 
 
 
 
Claustro de Profesores
Miembros Titulares: Miembros Suplentes:
CISALE, Humberto Osvaldo
GOMEZ, Nélida Virginia
GULLACE, Federico Armando
FERNANDEZ CIRELLI, Alicia
CALZETTA RESIO, Andrea Nilda
HERRERO, María Alejandra
GARCIA LIÑEIRO, José Alberto
SOMMERFELT, Irma Estela
SCIPIONI, Hugo Luis
PELLEGRINO, Fernando Carlos
NAPOLI, Agustín Carmelo
MUNDO, Silvia Leonor
ESARTE, Marcela Silvia
GIROLA, Gabriel Adrián
MORAS, Eduardo Vicente
Claustro de Graduados
Miembros Titulares: Miembros Suplentes:
BREININGER, Elizabeth
DE LUCA SAROBE, Verónica
KOSLOWSKI, Ariel
MARCOS, Edgardo
ANGIONO, Georgina
PIDAL, Gabriela
DECAMINADA, Edgardo
TORRES, Pablo
Claustro de Estudiantes
Miembros Titulares: Miembros Suplentes:
NIEVES, Maria Sara
LORENZATTO, Carla Daniela
VERNETTI, Marianela
PILLADO, Santiago
GOMEZ LOPEZ, Natalia
SCOTTI, Matteo
BREA, María Cecilia
CARDOZO, Francisco
 
Acreditación 
 
 
Proceso de Acreditación de Carreras en Argentina

Las acreditaciones son evaluaciones cuyos objetivos generales apuntan a asegurar y mejorar la calidad de la formación universitaria en las carreras de grado, denominadas de interés público, esto se realiza mediante el cumplimiento de estándares mínimos de calidad: carga horaria, contenidos curriculares básicos (teóricos y prácticos). Dichas evaluaciones están a cargo de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria CONEAU, agencia fiscalizadora a nivel nacional y regional, los estándares que ella aplica para evaluar y acreditar las carreras son formulados por los Consejos de Decanos correspondientes a las carreras reguladas por el Estado. Cabe destacar que quienes dictaminan son pares evaluadores (expertos universitarios egresados de las diferentes carreras en proceso de acreditación).

Carrera de Veterinaria

La FCV-UBA ha decidido asumir el compromiso Institucional con la sociedad, de formar Veterinarios de excelencia. En este sentido desde el año 2007 sistemáticamente ha participado de procesos de acreditación a nivel nacional y regional y de la consecución de planes de mejora encuadrados en el Proyecto que han permitido fortalecer la educación veterinaria que brinda. Participación del primer proceso de acreditación de carreras de Veterinaria siendo la Resolución Ministerial 1034/05 el estándar definido para dicho proceso. La carrera de Veterinaria de la UBA fue acreditada por 6 años de acuerdo a la Rs CONEAU 219/08. Participación del Sistema de Acreditación Regional de Carreras Universitarias de Grado (ARCU-SUR) para titulaciones de grado acreditadas por el sistema nacional de acreditación. La carrera de Veterinaria de la UBA fue acreditada por 6 años de acuerdo a la Rs CONEAU. 1008/10 La carrera de Veterinaria de la UBA cuenta con el reconocimiento oficial y la validez nacional otorgado por la Resolución Ministerial 834/11 por el plazo de 6 años desde la fecha de la Rs CONEAU 219/08, 24 DE JUNIO DE 2008 hasta la siguiente convocatoria que realice la CONEAU. Por Resolución CONEAU Nro 297/14 se da inicio a un nuevo proceso de acreditación de todas las carreras de Veterinaria y Medicina Veterinaria, el cual será una oportunidad para realizar una revisión interna de los procesos institucionales vinculados a las principales funciones de la universidad y de la carrera en particular, contando con la posibilidad de que pares evaluadores externos nos devuelvan una visión que enriquezca la propia mirada.

De este modo será posible identificar aspectos mejorables de la actividad, el proceso de autoevaluación permite obtener una información muy valiosa de manera sistematizada con fines de fortalecer, transformar y/o mejor la calidad de la formación.

A su vez la acreditación nos ha permitido acceder a programas de mejora con un financiamiento específico de acuerdo a las políticas públicas vigentes del Estado Argentino.
 
 
Prensa y Comunicación 
 
 
LA FACULTAD EN LOS MEDIOS
Cualquier requerimiento será atendido de lunes a viernes de 9 a 16 hs.

(54-11) 4524-8478
informes@fvet.uba.ar

 
 
Ceremonial y Protocolo 
 
 
Oficina de Ceremonial y Protocolo de la Facultad de Ciencias Veterinarias:
4524 - 8340
ceremonial@fvet.uba.ar
 
 
Relaciones Internacionales 
 
 
(+54 11) 4524-8372 -
(+54 11) 4524-8400 Int. 572
relinternacionales@fvet.uba.ar
 

El Área de Relaciones Internacionales fue creada ante la necesidad de contar con un sector que centralice y coordine todas las actividades referentes a las relaciones de la Facultad con otras Instituciones de Educación Superior del exterior.

La Facultad de Ciencias Veterinarias a través del Área de Relaciones Internacionales tiene como propósito fortalecer las relaciones entre los ámbitos académicos y científicos con universidades del exterior, promoviendo las acciones de cooperación, la transferencia del conocimiento y los mecanismos de intercambio educativo entre las mismas.

De esta manera se establecen oportunidades para el enriquecimiento académico, ampliando las perspectivas de desarrollo, enseñanza y aprendizaje.


Objetivos

  • Fortalecer y consolidar el proceso de internacionalización de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Buenos Aires, mediante la construcción de un espacio ampliado e internacional de movilidad e intercambio.
  • Fomentar y organizar las relaciones y el intercambio de estudiantes, docentes y graduados con otras Instituciones de Educación Superior del extranjero, con el fin de contribuir al desarrollo de una experiencia internacional que enriquezca su formación integral.
  • Ejecutar la política de cooperación a través de la articulación de la Facultad con otras Instituciones extranjeras, mediante la implementación de programas de intercambio bilateral y movilidad académico, científico y cultural.


Funciones

Con el fin de responder a este contexto, se han definido las siguientes líneas de acción, las cuales buscan fortalecer las conexiones de nuestra institución con el mundo.

  • Difundir toda la información referida a convocatorias de Programas de Intercambio Estudiantil para estudios de grado y posgrado, como también de Movilidad Docente con otras unidades educativas del exterior.
  • Facilitar los procesos académicos y administrativos que requieran estudiantes y docentes de nuestra Institución, en los procesos de movilidad en los que participen.
  • Contribuir con la búsqueda de oportunidades de estudio e intercambio de experiencias en instituciones del exterior para los estudiantes, graduados, profesores e investigadores de esta Facultad.
  • Coordinar las gestiones necesarias para el cursado de materias, realización de estancias y cursos de graduación, de estudiantes, docentes y graduados extranjeros, en nuestra Institución, organizando y brindando el apoyo académico y administrativo a lo largo de toda su estancia.
  • Trabajar en activa colaboración con la Oficinas de Relaciones Internacionales de la UBA.
 


 
 
Historia 
 
 
Corrían los primeros días del año 1900 cuando un infausto rumor comenzó a circular en los pasillos del recientemente creado Ministerio de Agricultura: una epizootia que afectaba a los bovinos se había declarado en el sur de la provincia de Buenos Aires. Por muchos días la aftosa ocupó la atención de los principales periódicos y, además de afectar gravemente desde entonces y por casi un siglo la economía nacional, dejó al desnudo nuestras carencias en legislación, en policía sanitaria y en la pobre atención brindada a la formación de profesionales de una ciencia hasta entonces no muy valorada, la veterinaria.

Cuatro años más tarde, el panorama había mejorado en cierto aspecto gracias a la sanción de una ley de Policía Sanitaria, empero los controles sanitarios poco o nada habían cambiado. Consciente de tal situación, el ministro Wenceslao Escalante decide cambiar el propósito de la ley 4.174 (de 1903) que creaba una Estación Agronómica, Granja Modelo y Escuela Práctica de Agricultura en los terrenos de la "Chacarita de los Colegiales", ubicados en el oeste de la ciudad de Buenos Aires, para dar nacimiento ahora -por decreto del 19 de agosto de 1904- al Instituto Superior de Agronomía y Veterinaria.

Inaugurado el 25 de septiembre de 1904 -la fecha original del 18 debió postergarse por mal tiempo-, el Instituto se debatió en sus primeros tiempos en un mar de incertidumbres creado principalmente por la prédica negativa de la prensa opositora al Gral. Roca. Este, justo es recordarlo, había ya inaugurado en 1883 el primer instituto de formación superior de veterinarios: la Escuela de Agronomía y Veterinaria y Haras de la provincia de Buenos Aires en Santa Catalina, más tarde trasladada a la ciudad de La Plata y transformada en Facultad de Agronomía y Veterinaria. También es necesario señalar que apenas diecisiete días antes de abandonar su segundo mandato dejó para la posteridad habilitada la segunda obra de tal tipo en el país.

El Instituto de la Chacarita, como se lo denominaba vulgarmente en una síntesis de dudoso buen gusto, había sido proyectado sobre terrenos inundables y que habían sido asiento de fábricas de ladrillos lo que lo hacían inapropiado para los cultivos, las construcciones semejaban un chalet de recién casados y para colmo estaba alejado del centro de la ciudad siendo su acceso sumamente difícil.

No era poco para los adversarios políticos, que además se quejaban de que se había malgastado los fondos del erario en crear una escuela para formar... veterinarios!

Su primer rector fue el químico y médico Pedro N. Arata, notable exponente intelectual de la generación del 80. Gran parte del plantel docente fue contratado en Europa, así por ejemplo vinieron, entre otros, de Italia los Dres. Godofredo Cassai, Angel Baldoni y Salvatore Baldasarre; de Alemania, Kurt Wolffhugel; de Francia, Julio Lesage. Solamente un veterinario argentino integró el cuerpo de profesores en los primeros años: el Dr. Joaquín Zabala, quien más tarde fuera considerado el padre de los veterinarios argentinos.

A los dos años de funcionamiento la escuela contaba ya con una revista propia: los Anales del Instituto Superior de Agronomía y Veterinaria de la Nación. También había un Centro de Estudiantes, cuyo presidente era el futuro veterinario José Morales Bustamante.

A fines de 1908 egresó la primera promoción de graduados; más de treinta veterinarios se incorporaban así al quehacer nacional. Este fruto permitió apreciar la eficiencia y calidad de los estudios, por lo que el 10 de mayo de 1909 el Poder Ejecutivo incorporó al Instituto a la Universidad de Buenos Aires, dejando entonces de ser una dependencia del Ministerio de Agricultura. Al poco tiempo la Universidad dio su conformidad a este paso, pero dándole al Instituto categoría de Facultad. El rector Arata pasó a ser así el primer decano de la naciente Facultad de Agronomía y Veterinaria.

Hubo que esperar quince años hasta que se designara un decano que fuera un profesional de alguna de las dos carreras de la casa. Correspondió ese honor al veterinario Daniel Inchausti que ejerció el decanato en el período 1924-1927.

Hasta 1912 los ingresantes a la carrera de veterinaria siempre fueron mayoría sobre los de agronomía, pero a partir de 1913 la tendencia cambió abruptamente, llegando en algunos años los inscriptos en agronomía a cuadruplicar a los de veterinaria. Este fuerte desnivel fue fermento de ciertos conflictos en el manejo del presupuesto, los que se agudizaron desde mediados del siglo. Así las cosas en 1972 la situación se tornó insostenible para la carrera de veterinaria y después de un traumático proceso -que incluyó marchas por la ciudad, la suspensión de las clases y una huelga de hambre- se logró la sanción de la ley 19.908 del 23 de octubre de 1972 que dio nacimiento a la Facultad de Ciencias Veterinarias. La separación se efectivizó desde el primer día del año siguiente y fue el primer decano el Dr. Guillermo C. Lucas

Aporte del Méd. Vet. O. A. Pérez
 
 
 
Imagen FundaVET

La Fundación según su Estatuto Fundacional (CD 58/98), tiene por objeto coadyuvar a la consecución de los objetivos de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Buenos Aires, contribuyendo a que la enseñanza, investigación y extensión universitaria puedan ser cumplidas con el mayor grado de calidad y eficiencia.


Contacto: fundavet@fvet.uba.ar

 
 
Contrataciones