Facultad de Ciencias Veterinarias
 
VOLVER A NOTICIAS
 

Prórroga vencimiento 31 de mayo

 
 

Programa Huellas de Esperanza

 
 
PAULINE QUINN EN VETERINARIAS

Programa Huellas de Esperanza

El jueves 20 de abril la Hermana Quinn  presentó la charla “Huellas de esperanza, una esperanza que deja huellas" ante un anfiteatro colmado de asistentes.

La apertura del evento estuvo a cargo de Susana Underwood, Subsecretaria de Promoción para la Igualdad de Oportunidades de la Facultad, que junto a Julio Cepeda, Director del Programa Huellas de Esperanza, acompañaron a la disertante.

“Nuestra Facultad tiene una larga historia vinculada a la temática de la discapacidad”, expresó Susana Underwood. “Aunque pareciera que los veterinarios poco tenemos que ver, a nosotros nos parece muy importante remarcar que la discapacidad es un tema que tiene que ver con todos nosotros. Por este motivo la Facultad creó la Subsecretaria que está a mi cargo en el año 2007, o sea que hace más de diez años nosotros trabajamos por salvar obstáculos derivados de la discapacidad para aquellos estudiantes que decidan estudiar esta carrera, también en temas relacionados con la formación docente. Nosotros concebimos al veterinario que se forma como una persona con una inserción social importante”, dijo.

Además, Underwood  subrayó la trayectoria que tiene nuestra institución en dos áreas que cruzan transversalmente el programa Huellas de Esperanza: las Intervenciones asistidas con animales y el adiestramiento canino. Remarcó la importancia de la Escuela de Adiestramiento Canino de nuestra  Facultad, que hoy cuenta con más de cien egresados, “dado que todos los instructores que trabajan en el Programa son egresados de nuestra casa”.

Seguidamente, Julio Cepeda, quien coordina el programa en el Servicio Penitenciario Federal, relató la experiencia en nuestro país. Según detalló, en el año 2010 se gestionó e implementó en Argentina el Programa de Adiestramiento de Perros en Cárceles, denominado Huellas de Esperanza, en el Instituto Abierto de Pre-egreso “Nuestra Señora del Valle” (Unidad 19). Más tarde se llevó al Centro Federal de Detención de Mujeres “Nuestra Señora del Rosario de San Nicolás” (Unidad 31). Aquí no sólo realizaban un aporte la comunidad, sino que también abrían el abánico de futuras posibilidades laborales de las internas.

Finalmente, Cepeda agradeció el espacio y compromiso que siempre le brinda la Facultad de Ciencias Veterinarias, dijo emocionado  “…me enamoré de este programa desde que lo conocí. Dentro de la cárcel existen múltiples programas de capacitación, pero ¿qué les damos a las personas? Un lápiz y un papel, un destornillador, una regla, un martillo, una pala…pero nunca les habíamos dado un ser vivo”.

Pauline, acompañada por sus perros, comenzó la charla compartiendo su historia de vida y explicó cómo la relación con varios perros motivó años más tarde la idea e implementación del programa “Perros en prisión”.

Se proyectó a continuación un video que, en un recorrido fotográfico, dió cuenta del trabajo de la Hermana en las distintas unidades de detención de nuestro país, junto al equipo del Programa.

Luego, se realizó una demostración con perros que se adiestran para asistir en distintas tareas a personas con discapacidad motriz. La adiestradora aclaró que el proceso de formación de un perro de asistencia tiene un promedio de dos años. En ese marco, los adiestradores con sus perros mostraron las tareas que puede hacer el animal en beneficio del usuario. Uno de los perros  mostraba obediencia y control y otro tras una indicación encendió la luz.

Para finalizar, la audiencia realizó una extensa ronda de preguntas dirigidas especialmente a los representantes locales del Programa y a la Hermana Pauline Quinn.

 

 

 

 

UBA Facultad de Ciencias Veterinarias